Naica, Mexico: la cueva de los cristales gigantes

naica.com.mx

La Cueva de los Cristales de NAICA se encuentra a 300 metros bajo tierra. Poblada de espectaculares y enormes cristales de selenita o “piedra de la luna”, nos muestra su gran belleza, en un ambiente donde la apariencia de hielo contrasta -en la profundidad- con altas temperaturas. Y, a través de la magnificencia de sus cristales, nos conduce por multiplicidad de caminos: el científico, el tecnológico, el artístico, el filosófico y el de la magia de la naturaleza. Pero, también, nos confronta con una responsabilidad ineludible: nuestra obligación de protegerla y preservarla.

Cristales de Naica 1Escondida, a 300 metros bajo la tierra, La Cueva de los Cristales de NAICA ha esperando hasta ahora para mostrarnos su gran belleza. Una gran geoda de paredes rojas, un útero natural lleno de cristales de selenita, ó “piedra de la luna” llamada así por su color, brillo y transparencia. Tranquila y silenciosa, esta maternidad de piedra acogió lentamente el crecimiento de sus cristales al arrullo del agua, el calor, la oscuridad y el silencio durante más de un millón de años.

Nos cautivan su belleza, sus dimensiones, su historia; descubrimos un sitio en el que la apariencia de hielo contrasta con un calor que mata; un ambiente ajeno, no humano, que nos atrapa y nos lleva a recuperar nuestra capacidad de contemplación y admiración por la naturaleza.

NAICA es un símbolo. Aparece en las profundidades de nuestro planeta cuando los seres humanos habíamos perdido la capacidad de asombro ante todo lo que en la superficie ya nos era conocido. Un viaje al interior de la tierra, pero también al interior de nosotros mismos, al invitarnos a la comprensión sobre su verdadera trascendencia y a un debate de actualidad sobre nuestra relación con la naturaleza y con nuestro planeta.

Sus cristales, espejos de múltiples facetas e imágenes, nos llevan por diversos caminos: el del conocimiento y la ciencia, para comprender cómo y cuándo pudo crearse esta obra de la naturaleza; el del desarrollo tecnológico, para poner a prueba nuestra capacidad de reto para sobrevivir en su interior y poder registrar en imágenes su gran belleza; el del arte, para poder compartir este patrimonio a través de las expresiones de hombres y mujeres sensibles a la belleza y la armonía, y el de la filosofía y la mística, por la magia y paz que nos comunica.

NAICA, aparece ante nosotros sólo por un instante en su larga vida geológica, instante en el que tenemos una oportunidad única para conocerla, y compartirla antes de que regrese a ocultarse bajo el agua en la profundidades de la tierra.

NAICA, un verdadero privilegio, una responsabilidad.

NAICA Un Tesoro del Planeta en las Entrañas de México

Ubicación

Las cuevas de NAICA, yacen en el corazón de una mina perteneciente a Industrias Peñoles en el sur del estado de Chihuahua al norte de México, formando parte de un sistema geológico alimentado por aguas termales, mismas que permitieron el crecimiento de sus cristales.

Por las características geológicas de la zona, se desarrollaron múltiples cuevas con condiciones semejantes de las 4 que ahora se conocen.

Las tres más recientes fueron descubiertas accidentalmente en el nivel -290 gracias a las actividades de exploración en la mina. Su apariencia de hielo, contrasta con su alta temperatura y humedad, formando un ambiente de condiciones extremas y peligrosas que sólo permiten la sobre vivencia en su interior por pocos minutos.
otografía satelital:  Pueblo de NAICA,  ubicación de las cuevas de cristales. (Google Earth)
otografía satelital: Pueblo de NAICA,
ubicación de las cuevas de cristales. (Google Earth)

La explotación del mineral en NAICA requiere de la extracción de agua caliente, cuyo nivel freático original se encuentra a 110 metros de profundidad. El principal reto tecnológico es mantener en funcionamiento permanente un complejo sistema de bombeo que permite la extracción del agua desde el nivel -850 donde se encuentra ahora el frente. Este sistema drenó el agua de las cuevas hace aproximadamente 20 años. Circunstancias accidentales lograron posteriormente su descubrimiento en el año 2000.

Este sistema de bombeo que mantiene en operación la mina con la extracción de 22 mil galones de agua por minuto, parará en algún momento cuando la explotación mineral se agote, inundando nuevamente túneles y cuevas, permitiendo que éstas regresen a sus condiciones naturales y continúen alimentando el crecimiento de sus cristales bajo el agua. Por ahora, se procura su estudio, registro, y conservación.

Cueva de Las Espadas

Cristales de Naica 2
Cristales en forma de espada que dan nombre a la cueva. Alicia Dávila en el interior de la cueva de las Espadas

De esta cueva se tiene conocimiento hace 100 años. Su nombre lo debe a las formas características de sus cristales, semejando espadas, que hasta de dos metros de largo cubrían la totalidad de sus paredes. De las cuevas conocidas, esta es la menos profunda en NAICA. Se encuentra a unos -120 m de la superficie, mide unos 87 metros de largo y tanto por su ubicación, temperatura y humedad, es accesible.

Los cristales de la Cueva de las Espadas son de composición compleja, ya que algunos de ellos contienen formas biogénicas, que fueron fosilizadas por minerales de reciente formación. Su ubicación, justo en los límites del nivel freático, condicionó movimientos constantes en los flujos del agua, dando lugar a cambios en las formaciones y a múltiples depósitos minerales.

Como parte de los trabajos del proyecto, se encuentra en investigación el análisis de restos encontrados dentro de un cristal. Este puede ser un factor importante para determinar las condiciones climáticas predominantes durante el tiempo de la formación de dichos cristales. También se estudian las inclusiones fluidas encontradas dentro de los mismos para, de ser posible, recuperar material biológico que pueda ser útil en el estudio del ADN.

Formaciones diversas de cristales de esta cueva constituyen las muestras mas grandes en las salas de minerales en los museos de Historia Natural mas importantes del mundo: el Smithsonian en Washington; el Museo de Historia Natural de Nueva York; el Museo de Historia Natural de Londres, así como en el Museo de Geología de la Ciudad de México.

Cueva de Las Velas

Cristales de Naica 3
Espeleotemas pequeños, delgados y delicados (las velas), que se desarrollaron sobre la superficie de los cristales en la cámara superior de la cueva de las Velas.

La Cueva de las Velas es la cueva de mina más grande descubierta en NAICA. Lo que distingue a esta cueva y la hace especial, es la presencia de un sinnúmero de espeleotemas pequeños, delgados y delicados (llamadas velas por su forma delicada y singular), que se desarrollaron sobre la superficie de los cristales en la cámara superior de la cueva. Crecieron durante un corto período de tiempo, en los últimos 20 años, justo después de que bajara de manera artificial, el nivel del agua de la cueva. Es la única cueva conocida en el mundo con estas formaciones tan peculiares, como resultado de procesos de evaporación.

La estructura de dirección de tales formaciones es debido al equilibrio entre las caras de cristal de yeso,  la evaporación lo que permite apuntar  su crecimiento hacia arriba y la condensación.

El hecho evidente es que solo en esta cueva, en todo el mundo, es donde estas formaciones han tenido la posibilidad de desarrollarse.

Desafortunadamente corren el riesgo de perderse debido al proceso natural de enfriamiento de sus paredes, producto de los sistemas de ventilación que requiere la mina para su operación.  Este proceso llevara a la perdida de temperatura  que mantienen los vapores, produciendo condensación y disolución de estas delicadas “velas”.

Otra de sus características de esta cueva es que la superficie de sus cristales se ha re-disuelto parcialmente, dándoles una opalescencia perlada. Su temperatura es de 43-45ºC mientras que la humedad relativa es de menos 80%.

La cueva tiene una longitud aproximada de 80 m, y consiste de dos cavidades parcialmente superpuestas en dos niveles. La altura media de las cámaras es de 3 a 4 m, y hasta 10 m de ancho. La distancia entre ambas cámaras es de tres metros.

Cueva del Ojo de la Reina

Interior de la cueva "Ojo de la Reina".
Interior de la cueva “Ojo de la Reina”.

Los hermanos Eloy y Francisco Javier Delgado fueron los afortunados mineros, que “solo realizando su trabajo” como ellos mencionan, encontraron esta cueva en el año 2000, mientras cavaban un túnel de exploración en el nivel -290. Primero, descubrieron una pequeña apertura por la que entró Francisco con cierta dificultad. Estaba dentro de una cueva tipo geoda de unos 8 m de diámetro, cubierta con grandes cristales blancos, translúcidos, y transparentes.

Ante tal belleza,  parecía que un ojo los estaba mirando. También experimentaron algo fantástico, una burbuja obscura dentro de la cueva que brilló como un diamante al tener contacto con la luz. Nombraron la cueva “Ojo de la Reina”.

El “Ojo de la Reina”, se convertía en ese momento en un gran hallazgo, por su belleza, tamaño y condiciones, ya que se advertía cómo su alta temperatura y  humedad dentro de la geoda, se mantenía, tanto por que era una cámara sellada, y que seguramente estaba alimentada por calor húmedo a través de todo el sistema de grietas y fracturas de la zona contigua a la falla.

Dado el proceso de pérdida de calor y humedad al interior de esta pequeña geoda, procesos de condensación se presentan desde hace tiempo, notándose la formación de calcita en su superficie.

Cueva de Los Cristales

Cristales de Naica 5
Tullio Bernabei observa el interior de la Cueva de los Cristales cuya temperatura oscila entre los 45º y 50º C y un 100% de humedad.

Pocos días después del descubrimiento de “El Ojo de la Reina” los mineros encuentran La Cueva de los Cristales Gigantes. Este ha sido uno de los descubrimientos geológicos más espectaculares en el mundo. La cueva contiene mega cristales de selenita de dimensiones superiores a cualquier cristal de estas características descubierto con anterioridad. Las paredes y en especial el piso de la cueva se ven salpicados de cristales aislados en forma de “block”, que en ocasiones se agrupan para formar agregados paralelos y algunos se cruzan de lado a lado de la cueva. La mayoría mide 6 m de longitud pero algunos llegan a los 11 m creando un escenario natural nunca antes visto.

La temperatura de la Cueva de los Cristales oscila entre los 45ºC y 50ºC de temperatura y entre los 90% y 100% de humedad,  características que permiten  que el ser humano sólo sobreviva unos minutos dentro de ella sin el equipo apropiado.

“Proyecto NAICA” ha concentrado sus esfuerzos de investigación, registro de imágenes y exploración en este sitio, dada su importancia y trascendencia.

Check Also

Emisiones de gas expulsado al espacio procedentes del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Image Credit: ESA

ESA: Sonda detecta emisiones de gas en Cometa 67P

NASA | ESA Fuegos Artificiales en Vísperas del Perihelio l próximo jueves el cometa alcanzará …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *